Google
 

lunes, 31 de octubre de 2016

120 años del nacimiento de Ethel Waters


El 31 de octubre de 1896 nacía en Chester, Pennsylvania, la actriz y cantante de jazz, blues y gospel Ethel Waters. Nacida de una mujer violada de solo 13 años, creció en un empobrecido y violento distrito de Filadelfia.

A pesar de ser adoptada por su abuela, nunca llegó a vivir más de quince meses seguidos en el mismo lugar. Sus recuerdos personales inciden en la falta de ambiente familiar y la ausencia de niñez en un sentido tradicional.

Waters se casó también a los 13 años, pero dejó pronto a su marido, que abusaba de ella, y se convirtió en sirvienta en un hotel de Filadelfia, trabajando por 4.75 dólares a la semana. En su 17 cumpleaños -la noche de Halloween- fue invitada a cantar dos canciones en una fiesta de un club nocturno.

Su interpretación conmovió de tal manera a la audiencia, que le ofrecieron trabajo en el Lincoln Theatre de Baltimore pagándole 10 dólares semanales. Tras esta etapa, trabajó en Atlanta en el mismo club con Bessie Smith, quien pidió que no cantase blues para no competir con ella, por lo que Waters tuvo que cantar baladas y canciones populares, además de bailar, terreno en el que desarrollaría la mayor parte de su carrera profesional, en musicales y programas de televisión. Ocasionalmente cantaba blues.

En 1921 consiguió firmar su primer contrato discográfico con Swan Records, que gracias a su éxito y al de Fletcher Henderson salvaron la compañía de la bancarrota. Allí grabó los primeros números blues del sello: Down home blues y Oh Daddy.

Más tarde, Paramount Records adquirió el sello y Ethel permaneció con ellos hasta 1924, cuando se trasladó a la Columbia Records, donde se pasó al mercado pop, obteniendo en 1926 su primer hit, Dinah. Trabajó con Pearl Wing, haciendo giras por el sur y en 1925 actuó en el Plantation Club de Broadway.

Con Columbia siguió grabando éxitos y standards como Am I Blue?, 1929; Heebie Jeebies, 1926; Sweet Georgia Brown, 1925; Someday Sweetheart, 1927; I got rhythm, 1930, y Miss Otis Regrets, 1934, con letra y música de Cole Porter. En los años 30 cambió repetidas veces de sello discográfico, grabando para Brunswick, Decca y Columbia, de nuevo.

En 1933, actúa en el Cotton Club de Harlem compartiendo cartel con Duke Ellington. Allí estrena su canción emblemática, Stormy Weather, que según su autobiografía, "salía de las profundidades de mi infierno personal". Posteriormente debutó en Broadway con la revista musical As thousands cheers, donde fue la primera artista afroamericana que aparecía en un show de Broadway. Llegó a ser la cantante mejor pagada de Nueva York.

A finales de los años 40 vuelve a trabajar con Fletcher Henderson y en 1949 recibió la nominación a mejor actriz secundaria por su papel en la película Pinky. Participa en varios filmes para la gran pantalla y la televisión, como la serie Beulah, que abandona poco después por considerar que los guiones presentaban una imagen degradada de los afroamericanos.

En los años 50 continúa apareciendo en shows de TV, como el de Tennessee Ernie Ford. Pero su carrera había comenzado a decaer. Víctima de un robo en el cual perdió sus joyas y miles de dólares en efectivo, en sus últimos años su salud se vuelve frágil.

En 1964 sufre un ataque cardíaco y su actividad musical decrece notablemente. A partir de entonces, dedica su tiempo en propagar su fe religiosa junto al evangelista Billy Graham hasta el día de su muerte, a los 80 años, el 1 de septiembre de 1977.

Tomado de Vintage Music.
Escuchar: The Best of Ethel Waters.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada