Google
 

lunes, 22 de septiembre de 2014

La Paloma es vasca y es una habanera (IV)


Sebastián Iradier

El 20 de enero de 2009 se celebró el 200 aniversario del nacimiento del compositor Sebastián Iradier y Salaberri, creador sin saberlo de las habaneras y autor de su pieza más famosa, La Paloma, traducida a todos los idiomas.

Nació este ilustre alavés en la localidad riojano-alavesa de Lanciego el 20 de enero de 1809, según consta en el libro de bautismos de la parroquia.

La primera referencia de Sebastián en Vitoria la encontramos en 1818, cuando aparece como tiple del coro de la Colegiata de Santa María. Tenía 9 años. Estudió solfeo y órgano, y a los 17 obtuvo la plaza de organista de la iglesia de San Miguel Arcángel, puesto que ocupó durante dos años. De Vitoria, se trasladó después a Salvatierra, donde ejerció como organista de la parroquia de San Juan Bautista.

Allí, gracias a su carácter jovial y a su apuesta presencia, se convirtió en conquistador y se relacionó fácilmente, sobre todo con el público femenino. De hecho, según una biografía de Pío Baroja, Iradier tuvo que abandonar Salvatierra huyendo de la ira de un marido engañado. Oficialmente, solicitó una licencia para ir a mejorar sus conocimientos de composición a Madrid, donde cosechó grandes éxitos profesionales.

En su currículo aparece como maestro en el Real Conservatorio de Música María Cristina, vicedirector de la Academia Filarmónica Matritense, maestro compositor y consiliario del Liceo Artístico de Madrid, catedrático de armonía y composición del Instituto Español, profesor del Colegio Universitario de Madrid, y algunos cargos más. Tenía 31 años.

Establecido definitivamente en Madrid, frecuentó las reuniones de las clases aristocráticas, como las promovidas por la Condesa de Montijo. También asistía a reuniones con artistas e intelectuales de la época. Empujado por sus compromisos, en 1840 escribió por inspiración propia el Álbum filarmónico, del que se conserva un ejemplar en el Archivo Provincial de Álava.

En 1850, Iradier abandona Madrid y se instala en París. Allí recaló también la Condesa de Montijo y sus hijas, Francisca y Eugenia. Pronto se adaptó a su nueva situación y se introdujo en los círculos artísticos importantes. Se interpretaban sus canciones en las Tullerías, Compiegne, Fontenebleau y Saint Clud, lugares frecuentados por lo más florido de aquella corte. También daba clases de canto a las hijas de la Condesa, una de las cuales, Eugenia, fue emperatriz de Francia. En París publicó dos colecciones de canciones típicas españolas: Ecos de España y Flores de España.

Cuatro años después de su llegada a la capital francesa, Iradier conoció a la célebre soprano Marietta Alboni, quien le invitó a acompañarle a América. Comenzaron su gira en Nueva York, en la sala Flipper-Hall. Iradier tocaba en la orquesta, pero al enterarse la sociedad neoyorquina de su status de profesor de la alta sociedad en España y en París, pronto requirió sus servicios. Así, conquistó a la alta sociedad neoyorquina antes de recorrer Boston, Filadelfia, Nueva Orleans y México. De ahí, partió a La Habana.

Fue en Cuba donde Iradier descubrió una peculiar danza de ritmo lento, cantada, que recompuso y convirtió en la habanera. Después, compuso La Paloma, con la que nacía un nuevo tipo de canción que se apartaba definitivamente de la contradanza cubana. Bizet tituló Avanera la canción que incorporó a su ópera Carmen y que tomó de una composición de Iradier titulada El Arreglito. Hay una tercera habanera de Iradier, La Neguita, que forma parte de Sinfonía Española, una obra sinfónica del francés Édouard Victor Antoine Lalo.

Tras su estancia en Cuba, Iradier volvió a Europa, estuvo en Londres y en París y regresó a Vitoria donde murió el 6 de diciembre de 1865, sin ser consciente de la trascendencia de sus trabajos.

Sociedad Landázuri
El Correo, 14 de enero de 2009.
Video: Nana Mouskouri (Grecia, 1934) y Mireille Mathieu (Francia, 1946), cantan a dúo una versión de La Paloma en francés.
Nota.- No dejen de leer las aclaraciones en el post titulado A propósito de La Paloma, su autor y las habaneras, el viernes 26 de septiembre de 2014 (TQ).

viernes, 19 de septiembre de 2014

La Paloma es vasca y es una habanera (III)




Dicen que los suspiros de una hermosa criolla cubana produjeron la primera habanera. ¿Por qué una canción que comienza con 'Cuando salí de la Habana...' y habla de una paloma, del adiós a un amor imposible y de la añoranza, ha seducido a millones de personas de todo el mundo desde hace 150 años?

"Porque todo lo que sucede en la vida está contenido en La Paloma", dice el alemán Peter Fläschner, uno de los enamorados de la canción escrita por Sebastián Iradier hace 150 años.

La Paloma es la canción ligera de la cual más versiones se han hecho. Más incluso que de Noche de Paz, como certifica Primitivo Langarica, vitoriano y notario de la habanera con sus mil versiones coleccionadas. Otro alemán, Kalle Laar ha reunido 2 mil interpretaciones, aunque él considera que hay otro tanto que no se conoce.

Una página web hecha en Alemania, informa de algunas iniciativas con motivo del 150 aniversario de la canción y del 200 aniversario del nacimiento del autor. Una película en DVD, un libro, y seis CDs con versiones recogidas de todas las partes del mundo y de todos los idiomas imaginables.

Ningún gran cantante se ha negado a hacer su propia versión. Elvis Presley la canta en inglés y la titula No More. María Callas, Bing Crosby, Duke Ellington, Dean Martin, Mireille Mathieu, Joan Manuel Serrat, Julio Iglesias y una lista infinita de artistas se han emocionado con la dulce cadencia de la melodía.

Es terrible, pero el sonido de La Paloma acompañó a los niños judíos cuando caminaban hacia las cámaras de gas de Auschwitz. El testimonio es de Coco Schumann, un berlinés maestro del swing que la tocó en aquellas circunstancias horrorosas. "Qué culpa tiene la canción de que se abusara de ella", se pregunta Schumann en la película. En México, como en muchos sitios, la consideran parte de su tradición popular y se canta en Cuba, las islas Hawaii, en cualquier sitio de Europa y hasta en China y Japón.

En Álava tuvo lugar lo que el compositor Sabin Salaberri denomina 'la obertura del año Iradier'. Una charla de este músico emparentado por parte de madre con el de Lanciego y una interpretación musical en la iglesia de la localidad riojano-alavesa, organizadas por la Sociedad Landázuri, tratan de rescatar del olvido la figura de este gran músico. "Es el autor más plagiado de todos los tiempos", recalca Salaberri.

Y menciona tres ejemplos de músicos que se aprovecharon del talento de Iradier. "Todos saben que la habanera de la ópera Carmen de Bizet está copiada de El arreglito de Iradier, pues el francés conoció al vasco en París. Y que Edouard Lalo incluyó La Neguita en su Sinfonía Española. Un tercer plagio es el intermezzo de la zarzuela Las bodas de Luis Alonso, de Jerónimo Jiménez, que están tomadas de Café Caliente", dice Salaberri.

Nacido el 20 de enero de 1809 en Lanciego, Iradier es reivindicado también por Músicos sin Fronteras, la peculiar ONG de Jesús María Alegría, Pintu. "Para nosotros es santo y seña. La Paloma se llamó al avión que llevaba ayuda desde Vitoria a Cuba y le haremos un homenaje este año", apunta un entusiasta del compositor riojano alavés que no tiene calle en Vitoria (su canción sí), aunque su música suena cada día a las 12 en el carrillón del reloj del Ayuntamiento. "La gente desconoce que murió en una casa de Los Arquillos y que está enterrado en Santa Isabel".

Iradier, que firmaba con Y el inicio de su apellido, fue organista en San Miguel y en Salvatierra, profesor y cortesano en Madrid, maestro de canto de la emperatriz Eugenia de Montijo, viajó a Paris, Nueva York, Cuba, Londres, Rusia y Alemania y se codeó con la aristocracia europea. Juerguista y mujeriego, falleció en 1865.

"Su legado está por explotar", comenta el editor Ernesto Santolaya, otro gran coleccionista de Palomas. "He ahí un motivo para estar orgullosos. Un alavés universal creó las habaneras y aquí todavía sin enterarnos. Vienen los alemanes y compran nuestros discos. ¿Te imaginas si hubiera sido norteamericano? La de películas que habrían hecho".

Francisco Góngora
El Correo, 18 de enero de 2009.
Video: Versión de La Paloma por Rosita Serrano, el ruiseñor chileno (1914-1997).
Nota.- No dejen de leer las aclaraciones en el post titulado A propósito de La Paloma, su autor y las habaneras, el viernes 26 de septiembre de 2014 (TQ).

miércoles, 17 de septiembre de 2014

La Paloma es vasca y es una habanera (II)


La Paloma vuelta alto en un documental televisivo

Nadie discute que la música es un lenguaje universal que traspasa idiomas, culturas y fronteras. Sin embargo, existe una canción que ha volado más alto que todas. Su lírica dice: "Si a tu ventana llega una paloma, trátala con cariño que es mi persona".

Grabada en casi 140 idiomas, La Paloma se ha convertido en la pieza más popular en la historia de la música. Y para celebrar los 150 años de su nacimiento, un grupo de cineastas alemanes ha realizado un documental que ha sido estrenado en la televisión norteamericana.

"Encontré un CD con cuatro versiones de La paloma y me intrigó la historia que se escondía detrás de la canción", explica a través de internet el Dr. Sigrid Faltin, director del documental. "Empecé a averiguar sobre la melodía y mientras más descubría, más me sorprendía".

De la pieza musical se conocen más de 2 mil grabaciones que han sido ejecutadas en todo tipo de ritmos por vocalistas y grupos de distintos géneros. La canción ha sido entonada por cantantes pop como Connie Francis, Joan Baez y Julio Iglesias, pero también por figuras del bell canto como Maria Callas, Plácido Domingo y Luciano Pavarotti.

"Poseo muchas versiones de La Paloma porque desde niño la he estado escuchando', comenta Jaime Jaramillo, coleccionista colombiano residente en el suroeste de Miami. "Es una de las canciones más bellas en la historia de la música", dice a través del hilo telefónico.

Según cuenta en el documental el crítico musical cubano Helio Orovio, La Paloma fue escrita por Sebastián Iradier, compositor vasco residente en La Habana, alrededor de 1860. Iradier habría compuesto esta habanera por encargo del prócer José Martí, como un regalo para su esposa Carmen Zayas-Bazán.

"Mi madre nunca me cantó canciones de cuna porque no entonaba muy bien, pero mi padre que era tenor aficionado, me arrullaba siempre con los compases de La Paloma", confiesa Cristóbal Díaz Ayala, coleccionista y crítico musical cubano. "Aunque nació en Cuba, la canción se ha convertido en un himno universal", comenta vía telefónica desde San Juan, Puerto Rico.

Alzando vuelo, La Paloma voló de Cuba a México, donde el emperador de origen austríaco Maximiliano I la dedicó a su esposa, la emperatriz Carlota. Según cuenta la leyenda, cuando Maximiliano I fue derrocado en 1867 y poco antes de ser fusilado, su último deseo fue escuchar esa canción que le movía el alma.

Por esta razón, muchos mexicanos piensan que la popular pieza nació en su país. La canción está tan ligada a la historia de la nación azteca que cuando en las elecciones de 2006 el candidato oficial Felipe Calderón aventajó por escaso margen al oposicionista Andrés Manuel López Obrador, miles de mexicanos entonaron La Paloma como himno de protesta.

De acuerdo con Coco Schumman, guitarrista judío de origen alemán que sobrevivió al holocausto, La Paloma se convirtió en la melodía que muchos judíos entonaban antes de entrar a la cámara de gas. La internacionalización de la canción también ha servido para que los rumanos la adopten como el himno mortuorio que entonan antes de enterrar a sus muertos y los africanos como canción oficial en las bodas.

La Paloma ha sido parte de la banda sonora de importantes películas como Hable con ella, de Pedro Almodóvar, en la voz del brasileño Caetano Veloso. Elvis Presley la interpretó en el filme Blue Hawaii, rodado en 1961.

"Crecí escuchando La Paloma como una canción de los pescadores de mi país", recuerda el cineasta Faltin. "Mientras rodaba el documental en tres continentes, descubrí que es el himno de amor más universal y humano que se ha podido crear".

Hernando Olivares
Sun Sentinel, 8 de abril de 2010.

Video: Elvis Presley en el filme Blue Hawai canta No More, versión en inglés de La Paloma.
Nota.- No dejen de leer las aclaraciones en el post titulado A propósito de La Paloma, su autor y las habaneras, el viernes 26 de septiembre de 2014 (TQ).

lunes, 15 de septiembre de 2014

La Paloma es vasca y es una habanera (I)


El documental dedicado a la canción La Paloma se estrenó en 2008, pero yo lo descubrí en un canal de la TV alemana en julio de 2014. Me gustó tanto la historia, que decidí dedicarle seis posts en el blog. A la canción, al autor y al género musical, la habanera. A continuación, el primero de los muchos textos que se pueden encontrar en internet (TQ).

Una canción hace historia

Es la canción más interpretada del mundo. Existen miles de grabaciones y se canta desde hace 150 años en todo tipo de acontecimiento en todo el mundo.

En Tanzania, La Paloma alegra los casamientos, en Rumania acompaña el lamento en los entierros y en Alemania es la canción de las fiestas. Los lectores del diario Bild la eligieron en 2003 como el "hit del siglo".

Un documental alemán estrenado el 26 de junio de 2008, en tres idiomas (alemán, inglés y español), sigue las huellas que la melodía ha ido dejando por todo el planeta. De hora y media de duración, muestra interpretaciones de La Paloma con distintos ritmos, desde la clásica habanera, pasando por el tango hasta una versión pop de Elvis Presley.

Antes de su estreno, en Alemania se publicaba un libro con cuatro CDs y se preparaba una nueva colección de grabaciones. Hoy, más que nunca, La Paloma está en la boca y en los oídos de todos.

Es una canción que se adelantó a la globalización, en una era en la que todavía faltaba más de un siglo para la irrupción de internet. Según los estudiosos, fue compuesta y escrita alrededor de 1860 -aunque no existe unanimidad con respecto a la fecha exacta-, por el músico español Sebastián Iradier y Salaberri, nacido el 20 de enero de 1809 en Lanciego, Álava y muerto en 1865 en Vitoria, en el actual País Vasco.

Iradier comenzó su carrera musical en Madrid, donde colaboró con diferentes zarzuelas. La vida lo llevaría más tarde a París, donde fue profesor de canto de la emperatriz Eugenia de Montijo, condesa de Teba, esposa de Napoléon III. Luego de una visita a La Habana compuso la canción que lo inmortalizaría: La Paloma. Su música corrió como reguero de pólvora.

En muchos países, desde México y España, hasta Hawai, pasando por Alemania, Rumania y Tanzania, la canción tiene estatus de melodía tradicional.

¿Por qué mueve a tantos seres humanos de las más diferentes culturas a derramar lágrimas? Seguramente una de las claves es la combinación de su melodía sencilla y pegadiza, pero sumamente original, con temas universales como la separación, la soledad, el amor y la muerte.

El documental alemán La Paloma intenta desvelar el secreto de la canción. Y se llega a la conclusión que otra de las claves de su irresistible éxito es su capacidad de adaptación. En Hamburgo se cree que es una canción marinera y se la toca en bodas. En esa ciudad portuaria, La Paloma marcó un récord mundial que le valió una entrada en el Libro Guinness de los Récords: el coro más grande del mundo, compuesto por 88,600 personas, la cantó allí el 9 de mayo de 2004.

Entre los cantantes famosos que han interpretado La Paloma se encuentran Joan Baez, Maria Callas, Bing Crosby, Julio Iglesias, James Last, Dean Martin, Mireille Mathieu, Nana Mouskouri, Charlie Parker, Luciano Pavarotti, Pérez Prado y su orquesta, Elvis Presley (con el nombre No More), Caterina Valente, Billy Vaughn y Harry Belafonte.

La editorial Marebuchverlag editó en Hamburgo un libro titulado La Paloma, con textos de diversos músicos alemanes, 120 fotos en colores y una discografía comentada de la canción en versiones clásicas, de jazz, pop, rock y música popular.

Pablo Kummetz
Deutsche Welle, 28 de mayo de 2008.

Nota.- No dejen de leer las aclaraciones en el post titulado A propósito de La Paloma, su autor y las habaneras, el viernes 26 de septiembre de 2014 (TQ).

viernes, 12 de septiembre de 2014

Sobre exclusivas y "palos periodísticos"



Cuando en noviembre de 1996 los periodistas independientes Iván García y Juan Antonio Sánchez, quien le acompañaba como 'fotógrafo', cogieron un "camello" rumbo al domicilio de Orlando El Duque Hernández, cercano al aeropuerto de Rancho Boyeros, dieron un 'palo periodístico'.

Iván le puso un título que resultaría profético: "La única puerta que el gobierno me ha dejado abierta es la del destierro". En diciembre de 1997, El Duque abandonaba ilegalmente la isla. Doce años después de aquel primer 'palo periodístico', Iván volvería a dar otro con Dieciséis minutos con Leire Pajín.

En los 18 años que lleva escribiendo, Iván ha realizado entrevistas exclusivas a cubanos famosos residentes en el exterior, como Zoé Valdés, Jorge Luis Piloto y Arturo Sandoval, entrevistas que tienen más mérito porque no las hizo conversando con ellos personalmente ni por teléfono o vía Skype. Las tres las realizó a través del correo electrónico y, por lo tanto, resultaron muy económicas.

Menos complicadas fueron las conversaciones con Timothy P. Roche, cónsul general de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba; con los disidentes y ex presos políticos Vladimiro Roca, Arnaldo Ramos y Jorge Olivera. O con Humberto, pequeño empresario habanero que por primera vez hablaba para un periodista.

Iván también ha publicado otros trabajos novedosos de corte histórico-musical: Cuando Billy Joel levantó tres días el embargo a Cuba, La sangre cubana de Rubén Blades y Eusebio Delfín, el aristócrata cubano que hacía canciones. O la cobertura que hizo para El Mundo de la rueda de prensa que el equipo realizador de Siete días en La Habana, encabezado por Benicio del Toro, diera en el hotel Meliá Cohiba en marzo de 2011.

El verdadero periodista no vive pensando en exclusivas ni 'palos periodísticos'. Lo inédito aparece cuando menos te lo esperas y mientras estás trabajando. Es lo que me pasó en octubre de 1988, cuando estaba realizando un programa Puntos de Vista sobre la pelota, tema que me había sugerido Iván, fan al béisbol desde que tenía 2 años.

Para hacer algo distinto, en el guión de grabación había incluido puntos de vista que sobre la pelota tuvieran figuras de otros deportes y del mundo artístico. Por eso nos fuimos a Marianao, al Pedro Marrero, en busca de opiniones de futbolistas que se entrenan en ese estadio. Pero cual no sería nuestra sorpresa al encontrar sentado en las gradas a Javier Sotomayor, quien unos días antes en Salamanca, España, había saltado 2,42 metros, implantando un nuevo récord mundial. Por supuesto, lo entrevistamos.

Durante los 20 años que fui colaboradora de Bohemia y los 14 que trabajé como periodista de los servicios informativos de la televisión cubana, se me presentaron muchas oportunidades como la de aquella tarde en el Pedro Marrero. Entre otras que ahora recuerdo, las veces que corriendo pude entrar en el NTV de las 8 de la noche, considerado el 'estelar' en Cuba, con declaraciones de Pablo Milanés tras el lanzamiento de su disco Querido Pablo, o de los brasileños Jorge Amado, Nelson Pereira dos Santos o Daniel Filho, director del serial Malú Mulher.

Mi labor más exclusiva y perecedera ha quedado impresa en las páginas de la revista Bohemia, desde la investigación sobre la piel del tiburón hasta la existencia de un comité de alemanes antifascistas que funcionó en La Habana durante los años de la Segunda Guerra Mundial. O los dos años que entre 1991 y 1993 dediqué a investigar sobre las estancias habaneras del director austríaco Erich Kleiber, su familia y la Orquesta Filarmónica de La Habana. Como de una pesquisa sale otra, de la dedicada a los Kleiber salió la de Gilbert Chase.

De los publicados en los ocho años que escribí como periodista independiente desde La Habana (1995-2003), destacaría uno 'folclórico': El boom de la Y, publicado en enero de 2002.


Cuando en 1996 Iván creó la sección Minideportivas de Cuba Press, que se mantuvo hasta 1999, no imaginó que estaba haciendo un aporte al periodismo independiente cubano. Además de notas e informaciones semanales, escribió comentarios deportivos, como Rueda la cabeza del 'príncipe de las alturas'; El regreso del 'mago' Mesa y El fútbol disipa las penas. En otros casos, no faltaron denuncias políticas como en El reverso de las medallas; Béisbol, intolerancia y otros demonios y Los Orioles y la tozudez castrista.

Más que exclusivas y 'palos', lo que importa es la dedicación cotidiana y silenciosa al periodismo, un oficio que debe ser ejercido con vocación, humildad y desinterés.

Tania Quintero

Foto: Orlando El Duque Hernández, protagonista del primer 'palo periodístico' que dio Iván García en noviembre de 1996. Tomada de Homestand Blog by Yankees Magazine.


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Un tweet, Oswaldo Payá, Iván García y la verdad



Tweet que el 7 de agosto de 2014 envió Orlando Luis Pardo Lazo, más conocido por OLPL:

Era de esperar. Lo único que como se trata de un personaje estrambótico, utilizó el verbo lapidar.

En realidad, quienes en 2009 lapidaron a Payá fueron ellos, los entonces 'alumnos de la academia blogger', empezando por su 'directora', continuando con OLPL y terminando con un tipo que en un email me dijo que se alegraba de que Iván en El Cristo del Cerro, le hubiera contestado a ese "comepingas". Porque en esos términos algunos entonces se referían a Oswaldo Payá Sardiñas.

A diferencia de aquéllos que insultaban y no tenían el valor de dar la cara, Iván tuvo la honestidad de decirlo públicamente. Cuando hace dos años asesinaron a Payá, alguna de esta gente tuvo la desvergüenza de ponerse pulóvers blancos con el rostro del líder del Movimiento Cristiano Liberación, hacer la señal de la L y como buenos hipócritas que son, fueron a su velorio y entierro. Y ahí lo dejo.

En Censurar al periodismo incómodo, Iván no lapida a Yoani Sánchez. No le hace falta. Ella se está lapidando sola, por su ego y su sed de fama, dinero y poder.

Una aclaración. Cuando Iván asistió a varias clases de la 'academia blogger' (al no asistir a todas, no le dieron diploma), cursillo que en el verano de 2009 tuvo lugar en el apartamento de la bloguera, acumulaba más de trece años de experiencia como periodista independiente: comenzó a escribir a fines de 1995 en Cuba Press, la más profesional de las agencias de periodismo independiente creadas en la isla hasta la fecha.

Otra aclaración. Por los mismos días en que Yoani Sánchez realizaba su 'academia blogger' en el piso 14 de su edificio en el Nuevo Vedado, sin que la policía política impidiera que semanalmente una veintena de amigos y conocidos se reunieran para aprender a hacer un blog, donde se supone escribirían contra el gobierno, no muy lejos de allí, en la vivienda de mis primos Vladimiro Roca Antúnez y Lázaro Yuri Valle Roca, a un grupo de integrantes de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, entre éstos la disidente Martha Beatriz Roque Cabello, durante 40 días la Seguridad del Estado no les permitió salir y a diario tuvieron que soportar bestiales actos de repudio.

En ese momento, no solo no recibieron apoyo moral de la bloguera ni sus 'alumnos', si no que dos años después, hubo quien se burló de los opositores. Por eso el 2 de septiembre de 2011 en mi blog publiqué ¿Por qué en esa foto Martha Beatriz y Vladimiro Roca aparecen así, desmadejados?.

Como 'papelito habla', a continuación reproduzco la pregunta que hace dos años Zoé le hiciera a Iván y la respuesta que él le dio, en una entrevista publicada el 31 de agosto de 2012 en Zoé en el Metro:

Zoé: En 2009, cuando ocurre la eclosión de los blogs cubanos en la isla, los nuevos comunicadores que en aquel momento no se llamaban opositores ni disidentes, polemizaron con Payá, ¿cómo fue eso? Porque a algunos nos llegaron ecos, pero el único que asumió y escribió un artículo titulado El Cristo del Cerro fuiste tú. Hoy pareciera que ninguno de ellos tuvo un dilema con Payá.

Iván: En lo personal, respeto la ética y sólidas convicciones de Oswaldo Payá Sardiñas. También reconozco su meritoria labor al frente del Proyecto Varela. Discrepaba con Payá por sus métodos al enfrentar la autocracia. Soy de los que piensa que usando las mismas armas del gobierno poco se podrá alcanzar. En 2009, Payá emitió un documento en los que enjuiciaba -a mí me pareció que incluso daba órdenes- a los blogueros alternativos.


En ese momento yo pertenecía a la plataforma Voces Cubanas y me sentí aludido. Le respondí con ese artículo de opinión. Era mi criterio. No soy hipócrita. Sucede que en Cuba la gente se toma las críticas como una ofensa. Es una rara manera de interpretar el concepto de democracia. La frase con la cual terminé el texto se la repito a veces a ciertos disidentes que me miran con cara de perro: “Yo no soy el enemigo”.

Pese a la fama de loquibambio de OLPL y su manía de retratarse encuero u orinando la bandera cubana, Iván fue el único 'bloguero' que le dedicó un post. También fue el único 'bloguero' que escribió sobre sus colegas en la bloguería, con más destaque, claro, para la bloguera en jefa y su marido, sin olvidar a otros, en particular a las mujeres: Miriam Celaya, Lía Villares, Laritza Diversent y Claudia Cadelo, desaparecida luego de haber sido una de las más activas y, según decían, era uña y carne de YS.

El post dedicado al estrafalario se titula La intifada de OLP y fue publicado el 20 de enero de 2010 en el blog Desde La Habana, que en esa fecha, la bloguera y su marido aún no habían censurado y sin dar explicaciones a Iván, lo sacaron de Voces Cubanas, una plataforma a la cual el blog pertenecía desde su creación, el 28 de enero de 2009.

Por cierto, en la foto de La intifada de OLP, el que parece se está lapidando, metido en un tanque vacío, de ésos que en Cuba usan en las casas para guardar agua, es Orlando Luis Pardo Lazo.

Tania Quintero

Foto: 17 de diciembre de 2002. Oswaldo Payá Sardiñas (1952-2012), a la izquierda, estrecha la mano del presidente del Parlamento Europeo, el irlandés Pat Cox, luego de recibir en Estrasburgo, Francia, el Premio Sajarov de Derechos Humanos.

Leer también: El futuro desde un calabozo.

lunes, 8 de septiembre de 2014

No estoy contra los viajes de disidentes y periodistas independientes...



Estoy contra la gastadera de dinero por gusto. Y porque no sean más cuidadosos y 'democráticos' a la hora de invitar a disidentes y periodistas independientes. Y no pase lo que ya está pasando: que un mismo grupito, una misma piñita (o piñata) se está apropiando de los viajes, igualitico que ha hecho y hace el 'sociolismo' instaurado por los Castro.

Veo en Cubanet que Carlos A. Montaner escribió España sigue siendo siendo un modelo válido de transición para Cuba. Concuerdo con él. Con lo que no estoy de acuerdo es que con la tremenda crisis económica que hay en España y Cuba, se gaste un dineral para que un selecto grupo de españoles y cubanos se siente tres días a leer ponencias y 'muelear' acerca de la transición española.

Porque como digo en Tumbar a los Castro con viajes y charlas y Cuba y los demócratas inútiles (ver en este blog los posts del 1 y 3 de septiembre) , quien se considere un disidente político y un periodista independiente bien informado, se supone que conozca lo suficiente sobre la transición española y otras transiciones y procesos que en distintos países han posibilitado cambios pacíficos y no tenga que ir a Madrid para enterarse. Y si tienen tanto interés en el tema, a través de la embajada española en la isla si no quieren gastar en un ciclo de conferencias, con entrada libre, a los interesados les pueden facilitar libros y fotocopias de textos.

Estoy también contra los disidentes y periodistas independientes (o supuestos), que no tienen suficiente preparación ni experiencia o no dominan determinados temas y aceptan convites. Con tal de viajar, 'coger un diez' y comprar pacotilla, no les importa hacer el ridículo.

Si los organizadores y patrocinadores de tales convites invitan a aquellos disidentes y periodistas independientes (o supuestos) que fulanito o menganita les sugieren por email o teléfono, porque son cúmbila de ellos y forman parte de su cofradía, ése es su problema. Pero, coño, si tu eres una persona honesta y estás consciente de que no dominas un tema, no aceptes y no vayas.

O si acabas de regresar a La Habana, luego de pasarte seis meses en un curso de la Universidad Internacional de la Florida, sé una persona sincera y di no. Y no te vayas de nuevo a Miami, a participar en una reunión de la ASCE.

De los participantes en esa reunión, me ha parecido bien que hayan invitado a Orlando Freire Santana. Orlando fue compañero de estudios de Marco, el administrador de mi blog que es ingeniero de profesión, y por eso sabía que es un tipo preparado. No me enteré por lo que sobre él escribió Jorge Ignacio Pérez.

En el año y pico que lleva en vigor la reforma migratoria de Raúl Castro, decenas de disidentes y periodistas independientes (o supuestos), con total libertad han recorrido miles de kilómetros alrededor del mundo; algunos acumulan más horas de vuelo que cualquier canciller latinoamericano y, en boletos de avión, estancias en hoteles y dinero de bolsillo, entre otros gastos, calculo que la suma supera ya el millón de dólares y/o euros, un dinero que todavía no se sabe de dónde sale.

A falta de un análisis acerca de si toda esta viajadera disidente ha resultado positiva para la lucha por la libertad y democracia en Cuba y va a ayudar a tumbar a los Castro (que lo dudo, más bien creo lo contrario: los está ayudando a perpetuarse más en el poder, porque cada vez que un disidente viaja y habla en un foro en el extranjero, está mandando una señal: de que el régimen cubano no es tan malo ni tan cerrado como el de Pyongyang), a falta de una análisis, repito, por lo que leo en la red, me parece que los viajes más positivos han sido los realizados por los 'prietos': Juan A. Madrazo, Leonardo Calvo y Manuel Cuesta Morúa (aunque en estos momentos le han prohibido salir del país) y por Antonio G. Rodiles, quien hace poco a Ban Kin Moon le entregó los documentos de la campaña Por otra Cuba.

A Rodiles públicamente le he criticado, él lo sabe. Pero debo reconocer que desde que Estado de Sats dejó de contar con la presencia de la pareja del piso 14, Estados de Sats dejó atrás el circo y el famoseo y volvió a recobrar sus objetivos iniciales. Hoy es una de las organizaciones opositoras más serias y Rodiles es uno de los disidentes mejor preparados y con más perspectivas. Un hombre de buenos modales, que sabe idiomas, habla pausado y en voz baja y sabe escuchar a sus interlocutores, sea un académico sueco o un bicitaxista de Marianao.

No menos importante para Estado de Sats ha sido el aporte de Ailer González, mujer de Rodiles y realizadora del documental Gusano, con más de 354 mil visitas en You Tube.

En el caso de los periodistas independientes, los verdaderos, ésos que llevan casi veinte años al pie del cañón (aunque siempre hay sus 'colados'), se debiera ser más justo y no invitar por amiguismo.

Que para eso existe internet y se puede saber quiénes escriben más y mejor. Y no solo los que residen en la capital: en el interior viven cubanos que escriben bien y tienen el mismo derecho a participar en eventos en Madrid o Miami y tirarse fotos en aeropuertos internacionales con su maleta de ruedas.

También allá afuera, medios y exiliados, deberían espabilarse y no darle crédito a historias, fotos y denuncias de supuestas 'palizas', 'detenciones' y 'desapariciones'.

No hay que darle 'bola' a nadie ni nada que previamente no se haya verificado. Hay que hacer lo contrario: cortarle las alas, no darle repercusión a los pícaros y chivatos que han hecho de la disidencia y el periodismo independiente un cuban way of life. Y como buenos pícaros, con la viajadera se están poniendo las botas... ¡y de qué manera!

Tania Quintero
Foto: Orlando Freire Santana en Miami, tomada de Cubanet.

viernes, 5 de septiembre de 2014

El camino de los viajes y la pacotilla



Leo en Cubanet que en la isla hay mujeres que están pariendo en otros países, para que sus hijos sean 'extranjeros'.

Son 'bichas', pero no son tontas: se van a naciones donde conceden la ciudadanía a los nacidos en sus territorios. Si dieran a luz en Finlandia, por ejemplo, para que la criatura sea finlandesa, tendrían que quedarse en el país 4 años por lo menos. En Suiza son aún más estrictos: después de 12 años de residencia permanente es que tienes derecho a tramitar la solicitud de la nacionalidad.

Es una vergüenza que haya cubanas que estén pariendo en el exterior, con tal de conseguir un certificado de nacimiento foráneo, como si eso fuera la solución de los problemas suyos y de Cuba.

Pero al menos, son sinceras y lo confiesan. Es más vergonzoso lo que hacen algunos, de meterse a disidente o periodista independiente, para conseguir un aval de refugiado político en Estados Unidos, que sigue siendo Eldorado para casi todos los cubanos.

Es más vergonzoso descubrir personas que parecían eran opositores de verdad y en el fondo lo que estaban haciendo era el paripé, para conseguir una visa con destino a la Yuma o a Europa.

Es más vergonzoso que desde que el año pasado Raúl Castro quitara el candado y la mayoría de los disidentes y periodistas independientes (o supuestos), pueden viajar al exterior, algunos opositores ahora en la cabeza tienen una maleta de rueditas, grande y fuerte, para que quepan más cosas.

Ya hay unos cuantos que acumulan más horas de vuelo que muchos cancilleres latinoamericanos. Otros, no han terminado de repartir la pacotilla entre sus parientes, y ya están de nuevo montados en un avión.

Dos meses atrás, se corrió la bola de que Mariela Castro había perecido en un accidente aéreo, pero en cualquier momento la noticia es que el fallecido es uno de estos disidentes-viajeros.

Los desconocidos han tenido que conformarse con ciudades menos 'codiciadas' (pacotilleramente hablando) como Praga, Varsovia, Lima, Buenos Aires, Cartagena de Indias, Madrid... Mientras, los 'famosos', sean blancos, negros o mulatos, solos, en pareja o con la familia, han hecho de USA su paraíso particular, sobre todo Miami, donde no necesitan hablar inglés y como hay tantas agencias y 'mulas', es más fácil mandar dinero y pacotilla a Cuba.

Los pocos que escriben sobre sus estancias estadounidenses, latinoamericanas o europeas (hasta la fecha, que se sepa, ninguno ha ido a África), suelen limitarse a los eventos en los cuales participan con mención especial a los organizadores, para dejar así abierta la puerta a un próximo convite. Poquísimos han escrito reportajes sobre los sitios visitados.

Según un viajero-disidente, "luego de pasarse uno todo el día en una reunión, cuando llegas al hotel estás cansado y no tienes ganas de salir a recorrer la ciudad y luego escribir". Sin embargo, el tiempo sí les alcanza para recorrer malls y almacenes chinos.

Se desconoce el número de disidentes y periodistas independientes (o supuestos) que a partir de 2013 han decidido mudarse a Estados Unidos, 'la tierra de oportunidades'. Tampoco de los que están preparando condiciones para más adelante quedarse.

Y menos, claro, la cantidad de chivatos que con la etiqueta de 'disidentes o periodistas independientes', el régimen envía a Estados Unidos y Europa.

De seguir algunas mujeres pariendo fuera y los supuestos disidentes y periodistas independientes, haciendo el camino de los viajes y la pacotilla, además de la larga y oscura neblina del castrismo que desde hace 55 años cubre Cuba, la isla pudiera ser envuelta por una niebla triste, como la del riachuelo.

Tania Quintero

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Cuba y los demócratas inútiles



En cuanto a enfrentar al régimen de La Habana, la actual administración demócrata ha hecho poco, mal y cada vez de forma más torpe. El último ejemplo es una información publicada en este mismo periódico.

Un grupo de 12 periodistas independientes cubanos están en Miami para tres semanas de entrenamiento, gracias a una subvención de $600,000 del Departamento de Estado.

Entre los periodistas independientes beneficiados con el programa se encuentran una dentista, un ex ordeñador de vacas, un ex estudiante de leyes, una enfermera, un químico, un ex trabajador de una imprenta y un ex teniente coronel del Ministerio del Interior. Salvo la última, todas profesiones muy honorables.

Las interrogantes surgen a la hora de considerar si vale la pena gastar más de medio millón de dólares, en este tipo de entrenamiento tan breve, y no dejar que cada cual aprenda la práctica del oficio por su cuenta, como han hecho otros periodistas independientes cubanos con anterioridad y como ocurre en todas partes del mundo.

También vale preguntarse si las universidades estadounidenses van a convertirse en receptoras de fondos gubernamentales, a cambio de cursos de corta duración cuyos resultados no dejan de ser una interrogante.

Porque tras la reforma migratoria del gobierno de Raúl Castro se ha creado la tendencia al desarrollo de una disidencia viajera, que ha logrado ampliar sus horizontes internacionales, al tiempo que ha visto reducida su influencia en la isla.

“Los opositores cubanos pudieron viajar libremente al exterior en 2013 por primera vez en medio siglo, favorecidos por la reforma migratoria del gobernante Raúl Castro, pero perdieron protagonismo en la isla, alejados de los problemas cotidianos de la gente”, informaba un cable de la Agence France Presse a finales del pasado año en este mismo periódico.

“En Cuba prácticamente no hubo expresiones opositoras en 2013, a diferencia de los años previos, cuando huelgas de hambre, ocupaciones de iglesias y otras protestas causaron dolores de cabeza al gobierno comunista. Las excepciones fueron las marchas dominicales de las Damas de Blanco (grupo formado por esposas de expresos políticos), que están autorizadas desde 2010, y las publicaciones de algunos blogueros en Internet”, agregaba la nota de la AFP.

Por supuesto que los opositores cubanos tienen derecho a viajar al exterior y elegir las tácticas y estrategias que consideren más adecuadas a la hora de hacer valer sus criterios. A ello hay que agregar que son perseguidos, golpeados y detenidos injustamente. Casi no es necesario añadir -aunque es bueno decirlo para despejar cualquier duda al respecto- que cuando estas acciones represivas ocurren deben ser denunciadas ampliamente.

No debe haber duda que su proyección internacional -y los viajes contribuyen a ello- actúa en cierto sentido como una forma de amparo y hasta incluso protección, si ello es posible en un sistema totalitario.

Pero de reconocer todo lo anterior, a colocarlos en una especie de “urna de cristal” va una gran distancia. De apoyar su lucha a catalogar cualquier crítica que se les haga como un afán de desprestigiarlos no es más que tratar de opacar la distancia que hay entre el ejercicio de la verdad -que es en resumidas cuentas el afán del periodismo independiente- y la simple complacencia, el padrinazgo y la demagogia.

No deja de existir una prepotencia imperial en ese afán de Washington de inculcar conductas, enseñar técnicas y repartir documentos como la Declaración de Derechos Humanos a los cubanos, como si el problema de la falta de derechos en la isla se redujera a un asunto de analfabetismo.

No deja de ser paradójico que la Casa Blanca se empeñe en pagarle el adiestramiento a un periodista independiente -antes teniente coronel del Ministerio del Interior- que se dedica a repartir “su boletín entre las autoridades del Partido Comunista y el gobierno de su localidad”.

Podemos entonces considerar que los funcionarios del Partido y el gobierno actúan de esa manera por falta de lecciones de democracia e informaciones de lo que pasa en el país, que ahora parece brindarles alguien que recorrió un largo dentro de las fuerzas represivas antes de dedicarse a esta encomiable labor. No es negar el derecho a rectificar, pero una rectificación pagada en una universidad estadounidense es otra cosa.

Sin embargo, más allá de la crítica ocasional al enfoque de ciertas conductas de los opositores, lo realmente significativo es cuestionarse los fines y propósitos de los gobiernos que posibilitan -y, ¿por qué no decirlo?- financian esas conductas.

Aquí en primer lugar hay que cuestionarse la estrategia de Washington, no solo en cuanto a sus objetivos sino en lo que respecta a los medios de financiamiento. Y en este caso la administración demócrata desde hace tiempo viene despilfarrando el dinero de los contribuyentes en programas de ayuda a la oposición en Cuba que solo sirven para decir que se hace algo en favor de la libertad de Cuba, cuando la realidad es que no se hace nada.

Alejandro Armengol
El Nuevo Herald, 4 de agosto de 2014.

Foto: A la izquierda, el periodista de El Nuevo Herald Juan O. Tamayo, conversando con los periodistas independientes mencionados en este trabajo, durante la visita que éstos hicieran a la redacción del diario miamense. Tomada de El Nuevo Herald.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Tumbar a los Castro con viajes y charlas



Leo en Cubaencuentro que "un destacado grupo de miembros de la oposición cubana (residentes en la isla) se ha reunido en Madrid para analizar con exministros y expertos el tema de la transición española".

Me cuesta creer que con la crisis económica existente en España y en el mundo, se gasten un dineral para estar tres días escuchando hablar de cosas que se supone un disidente y un político cubano medianamente preparado debiera conocer, por haberlo leído en libros, revistas, periódicos o visto en documentales.

Y no solamente sobre la transición española, también sobre el referendo chileno, la comisión de la verdad sudafricana, el sindicato Solidaridad, la revolución de terciopelo checa, el movimiento organizado por Aung San Suu Kyi en Birmania, así como todo lo que antecedió y precedió a la caída del Muro de Berlín, entre otros procesos que es imprescindible conocer quien se considere un disidente político.

Ya lo de la llamada 'disidencia cubana' y de ciertos exiliados no tiene nombre: pensar que van a tumbar a los Castro con viajes y charlas.

¿Y Cuba y los cubanos? Bien, gracias.

Mientras, Putin les acaba de condonar la deuda y viajó a La Habana para apuntalar aún más al régimen y con su apoyo, extender el dominio ruso en el continente americano. Un 'remake' de octubre de 1962 en el siglo veiuntiuno, sin cohetes.

Pregunto a un ex preso político y me dice que, en su opinión, la disidencia tiene que hacer todo lo contrario: "Dejarse de tanto blablabla, poner los pies en la tierra y tratar de sumar a la gente de a pie, que se la pasa echando pestes contra el gobierno. El problema es que en Cuba hay muy pocos opositores de verdad, y los pocos que hay, no viajan ni siquiera de una provincia a otra, están en su pueblo, en su barrio".

Sí, la experiencia de otros países es válida, pero cada país tiene que crear sus propias experiencias, porque cada pueblo tiene sus particularidades y es de ingenuos pretender copiar y exportar ejemplos y situaciones foráneas.

No me imagino a ninguno de los grandes políticos cubanos del siglo XX, que algunos en su momento fueron opositores, otras veces gobernantes y casi todos hombres y mujeres con un gran bagaje cultural (unos cuantos fueron excelentes oradores en el hemiciclo del Capitolio), viajando a Estados Unidos o Europa, a aprender cómo hacer política.

Tania Quintero