Google
 

lunes, 2 de mayo de 2016

La Esquina de Tejas de Güines



Quien haya visitado Güines le resulta fácil reconocer una concurrida edificación, tan antigua como sus calles, cuyo nombre se debe a su diseño original techado en tejas. Según los registros, fue una de las primeras casonas en la que siglos atrás se emplearon losetas de barro en sustitución del guano: La Esquina de Tejas.

Fue un gran hotel, construido muy próximo al parque central. Su céntrica y legendaria posición lo hizo uno de los edificios más importantes de esta villa, a pesar de su cercanía con otro contrincante, el Hotel El Plaza.

Durante años, La Esquina de Tejas conservó intacto su majestuoso y elegante aspecto a tono con la urbanística en sus alrededores y en correspondencia con su estilo arquitectónico, capaz de ofrecer una vista excelente para cualquier transeúnte, como si se tratara de los más antiguos hoteles de la capital.

A un siglo de su existencia, las huellas del deterioro de La Esquina de Tejas están latentes. Los efectos del tiempo ya eran visibles en grietas y pequeños desprendimientos, lo que obligó a pensar seriamente en cómo detener su inminente destrucción.

Yuliexis Padrón Vereda, especialista en inversiones de la Unidad de Aseguramiento Central de Mayabeque destacó la importancia trascendental e impostergable de las obras de reparación que actualmente se ejecutan en este inmueble. Según la especialista, “en estos momentos, se trabaja en las columnas y los cerramentos, pues ya se ha terminado su apuntalamiento. Se respetará el diseño original de las columnas, para que Güines pueda seguir contando con esta céntrica e histórica construcción, ícono de su núcleo urbano”. Y añadió:

“Se trata de una reparación pausada y a la vez centrada en los elementos de mayor debilidad, pues los daños del paso del tiempo son irreversibles. Estamos trabajando encima y debajo, en columnas y en los cerramentos. La reparación podría dilatarse tres meses más si no existen inconvenientes con el suministro de recursos”.



La memoria histórica a veces no es exacta, pero es reconocido como el hotel más longevo de Güines.

Hacia 1935, en plena efervescencia republicana, su propietario era un señor nombrado Mariano Domínguez, quien lo promocionaba en publicaciones locales de la época como un genuino hotel de lujo, de amplias y ventiladas habitaciones con balcones en altos y gran confort: agua fría y caliente en sus baños, teléfonos en las habitaciones, excelencia en el trato a sus huéspedes, destacados maestros culinarios y cantineros de nivel, con variedades de ofertas de helados y comestibles.

Su infraestructura de dos plantas concentraba solo las habitaciones rentadas en el piso superior, mientras que en los bajos ocupaban espacio dependencias y comercios independientes como La Viña Aragonesa, hoy, Taberna Don Pepe. Luego el hotel pasó a convertirse en un edificio de apartamentos.

La impronta de la urbanización y los aires de modernidad no siempre son favorables. La Esquina de Tejas fue construida, sin embargo, con excelentes puntales que todavía sostienen toda su estructura y a pesar de inclemencias climáticas y violaciones constructivas en su interior, no existen daños infraestructurales que afecten la integridad de las personas que residen en el inmueble.

La especialista Yuliexis Padrón señala que más allá de su imagen patrimonial "La Esquina de Tejas actual es resultado de transformaciones sufridas en su diseño estructural, algunas de las cuales se llevaron a cabo por sus moradores. Debemos recordar que esta edificación fue un hotel, por lo cual su estructura fue diseñada para soportar habitaciones con espacios simples en cuartos y baños muy similares y simétricos. Con el paso del tiempo, se han realizado divisiones, barbacoas y otras construcciones que han acelerado su debilitamiento por sobrepeso estructural".

A ello hay que añadir que el material utilizado al construirse el hotel, fue una especie de mezcla arcillosa que dista mucho de lo que hoy conocemos como hormigón resistente. El esfuerzo por mantener la emblemática Esquina de Tejas de Güines persiste, aunque ya no es enteramente de tejas, ni es hotel. Pero cien años después, ha sobrevivido a los ciclones y logrado mantenerse en pie, en el centro de mi pueblo.

Texto y fotos: Ernesto M. Sarduy Lorenzo
Periódico Mayabeque, 10 de octubre de 2015
Esquina de Tejas de Güines en la actualidad
Esquina de Tejas de Güines en 1935

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada