Google
 

viernes, 11 de diciembre de 2015

Heladerías privadas y estatales



¿Qué diferencia existe entre una heladería privada y una heladería estatal en Cuba? El contraste en todos los aspectos suele ser abismal. Pudiera citar como ejemplo al municipio de San Antonio de los Baños, en la actual provincia de Artemisa.

La heladería particular llamada El Golazo, ubicada en la Calle 70 entre 35 y 37, ofrece un óptimo servicio a los clientes que acuden a tomarse un helado. Además de un ambiente confortable, tiene aire acondicionado.

Todo lo contrario sucede con la heladería estatal Coppelia, a la cual hace años que tanto la Empresa de Comercio y Gastronomía, como el gobierno municipal y otras entidades relacionadas, no ha sido restaurada y se encuentra en muy mal estado. Hay días que no tiene helado para ofertar, menos de los sabores preferidos.

A ello se añade el desánimo, la falta de motivación y de deseos de trabajar que muestran los dependientes que laboran en el Coppelia, algo que no se puede disimular.

Existe una gran diferencia con las personas que atienden cuando usted concurre a la heladería El Golazo. Y que conste que no es un slogan ni propaganda que le quiero hacer a la heladería.

Lo cierto es que el incipiente sector privado ofrece una imagen muy distinta en sus establecimientos o pequeños negocios.

¿Por qué los establecimientos estatales, como el Coppelia de San Antonio de los Baños, no pueden ofrecer un mejor servicio y mejores condiciones a la población? La respuesta tiene mucho que ver con lo que ocurre en la sociedad cubana, caracterizada por la ineficiencia, la improductividad, el desdén de los dirigentes y la corrupción.

Por los precios de las ofertas, el ciudadano común que quiera tomarse un helado, preferiría acudir al comercio estatal, que es más económico: para el cubano promedio, los precios en las heladerías particulares resultan altos.

Pero el Estado no compite, solo te dice: “Si quieres lo tomas, si no lo dejas”. El poder lo hace despreciar a los clientes.

Texto y foto: Misael Aguilar Hernández
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
29 de octubre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada