Google
 

miércoles, 11 de mayo de 2016

Santiago de Cuba: mercado de encantos




Muchas son las creencias que le han aportado al cubano las diferentes culturas que se fueron uniendo para formar nuestra nacionalidad. En Santiago de Cuba eso se respira en la personalidad de sus habitantes, en el ambiente de sus empinadas calles.

No son pocos los santiagueros que apuestan por recibir alguna ayuda de esos santos/orishas que a muchos les acompaña en diversos instantes de su existencia. Para lograr la “ayuda" precisada, siempre tendrás que hacer una ofrenda, bañarte con alguna yerba o utilizar animales o huevos en una “limpieza”.

Los “ingredientes del remedio santo” suelen ser difíciles de conseguir en otras provincias, pero en Santiago no es así. El nativo sabe que, por un determinado precio, en la intersección de la Avenida Martí con la Calle Moncada, se pueden encontrar esos elementos “necesarios” para continuar buscando la felicidad, sin temerle al "mal de ojo".

En esa especie de mercado de encantos venden desde palomas, jicoteas, gallinas prietas o de guinea, agua bendita, aceites con poderes especiales hasta yerbas como 'abre camino', 'rompe saragüey' o 'yo puedo más que tu', entre otros productos milagrosos.

Personas de bajos ingresos han encontrado en esos rudimentarios quioscos el sustento para ellos y sus familiares. Caminar por el inusual mercado es una experiencia interesante.






Texto y fotos: Taylor Emilio Torres Escalona
Havana Times, 29 de enero de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada