Google
 

viernes, 15 de abril de 2016

La cocina y la música cubana



¿Qué relación existe entre Reynaldo González, Premio Nacional de Literatura, el arte de la cocina y la música cubana? La clave para desentrañar el nexo entre estas variables aparentemente desconectadas la encontré en la 25 Feria Internacional del Libro de La Habana, del 11 al 21 de febrero de 2016.

Hace dos años, el Proyecto Cocina y Cultura Alimentaria se introdujo como una opción más dentro del programa del evento literario, con el objetivo de ampliar la cultura culinaria y nutricional de la población.

A las 11 de la mañana del viernes 12 de febrero, se inauguraba el pabellón Degustando la palabra, con la exposición fotográfica Guantanamera, cocina guantanamera, de Alain L Gutiérrez, quien declaró que al comenzar el proyecto desde la imagen sobre el universo culinario cubano, "el primer sitio que me inspiró fue Guantánamo. La riqueza cultinaria de esa provincia, los sabores únicos de su cocina, los productos naturales y la manera de usarlos fueron incentivos para hacer un recorrido por la zona".

Media hora después tenía lugar la conferencia La charanga en los fogones, de Reynaldo González. Después de un receso, a las 2 de la tarde, otra conferencia; Estilos de alimentación, por Tito Armando Núñez, autor del blog Alimentación Ecológica.

A las 3 y media, Páginas a fuego lento. Recetas de Lezama, libro de Félix Contreras. En una sala aledaña, se presentaba Cocina en la religión afrocubana y coctelería en los orishas, con la participación de Niove Díaz, María Caridad Melgares y Daniel Novoa, y el videoclip Del altar a la mesa, realizado por el Conjunto Folklórico Cuba Dance.

Me detengo en la conferencia La charanga en los fogones, ofrecida por Reynaldo González. Apasionado por la música y estudioso del trasfondo cultural y sociológico de la cocina cubana, González hizo una selección de veinte temas musicales que han trascendido dentro del pentagrama nacional no solo por sus cualidades sonoras, sino también por la popularidad que le ha concedido abordar recetas criollas o elementos de la cocina cubana.

La muestra comenzó 'echándole salsita', con el famoso son de Ignacio Piñeiro que no faltaba en el repertorio de su Septeto. Luego le seguirían, entre otros temas, El bodeguero, de Richard Egües, uno de los hits de la Orquesta Aragón, al igual que Los tamalitos de Olga, de José Antonio Fajardo; La cazuelita, de Hermenegildo Cárdenas; El panquelero, Abelardo Barroso; Frutas del Caney, de Félix B. Caignet, son inmortalizado por el Trío Matamoros; Sorpresa de harina con boniato, son montuno compuesto en 1960 por Marta Valdés, popularizado por Pacho Alonso y sus Bocucos, y Chivo que rompe tambó, de Moisés Simons y que nadie ha interpretado como Bola de Nieve (Simons es autor también de El manisero).

Lejos de ser una presentación común, fue una especie de conferencia cantada. Con la guía y los comentarios del escritor, quien tarareó y movió brazos y pies al ritmo de estribillos como "chicharrita, chicharrones, mariquitas, papita frita", del Pregón de los chicharrones, de Gastón Palmer, uno de los grandes éxitos de Los Guaracheros de Oriente:

insertar video del Pregón de los Chicharrones: https://www.youtube.com/watch?v=X3qhIAg3RDI

Por Lilien Trujillo Vitón
Radio Cadena Habana, 16 de febrero de 2016.
Video: Miguelito Cuní con el Conjunto de Félix Chappotín canta El carbonero, guaracha de Iván Fernández. Imágenes de la película Son o no son, de la cual no encontré ninguna información en internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada