Google
 

lunes, 9 de marzo de 2015

Un "sobrino" llamado Canek (IV)



México, lunes 16 de mayo de 2005

Tania, estoy en casa de mi padre (sólo un par de días) aunque a una hora inadecuada (4.15 am). La próxima semana viajo a Burdeos. Ya te escribiré con calma, pero quiero decirte que agradezco infinitamente tus postales, tus palabras de aliento y todo aquello que viene de allá.

Por lo pronto, te dejo caer un poemita "astracto" pero de lo más rítmico; espero no te desagrade demasiado.

Un abrazo, canek

Nota.- El poema se titula La palabra electrónica (versos con virus) y Canek lo escribió en enero de 2005. En algún momento lo reproduciré en mi blog o en el de Iván.

Burdeos, jueves 2 de junio de 2005

Saludos amigos:

Ya hay una nueva entrada en ese patético Diario sin Motocicleta. Les recuerdo a todos que los textos aparecen en orden cronológico inverso (es decir, lo último que escribo aparece primero). Espero les gusten estas líneas apresuradas en las que intento plasmar un poco lo que ocurre en el mundo que soy, y también, por qué no, sobre lo que ocurre en el mundo que habito...

Por último les recuerdo que este es un diario público, por lo que no se requiere invitación para leerlo. Por otra parte, es responsabilidad del usuario final (el lector) acercarse de vez en cuando a checar si hay algo nuevo...

En fin, queridos amigos, seguimos en contacto. Espero disfruten estos textos. La dirección es: http://diariosinmotocicleta.blogspot.com

besos y abrazos, canek

Burdeos, jueves 15 de junio de 2005

Queridos amigos, como sin duda ya saben el "pequeño" Emil nació la madrugada del 11 de junio, midiendo 51 centímetros y pesando 3.7 kg. Supondrán que este notorio acontecimiento me tiene feliz y hecho mierda (y no, no me refiero a esa sustancia viscosa y olorosa que contínuamente emerge de su trasero)...

La verdad, duermo menos que cuando vivía en la fiesta perpetua.

En fin queridos amigos, va aquí la primera foto-no-oficial del último heredero. Besos y abrazos a todos, ck

posdata, a partir de mañana o pasado (si los pañales me lo permiten), la crónica completa en: http://diariosinmotocicleta.blogspot.com

Burdeos, domingo 3 de julio de 2005

Querida tía Tania...

La vida aquí, como podrás imaginarte, transcurre entre pañales y desveladas contínuas. El niño está de lo más bien, fuerte, sano y gesticulante. Nos divertimos mucho aunque a veces sólo queremos dormir y nada más que dormir. Anoche lo llevamos a su primer concierto, a un resto-bar en la ribera de la Garone (el río de Burdeos) a cielo abierto a escuchar a una banda gitana de Macedonia.

Como el sitio es amplio nos fuimos a una mesa bien lejos de las bocinas y desde donde no veíamos al grupo (qwué importa, lo que queríamos era oir no ver). Emil se la pasó bomba, durmiendo todo el tiempo... Bebí un poco de vino rosado y comimos pato, pero para mi sorpresa en la barra descubrí un par de botellas de mi sacrosanto mezcal y no pude evitar beberme un par de copas a la salud de nuestra extrañada Oaxaca. La pasamos bien, el chico no dio lata y nosotros nos sentimos un poco menos esclavos del crío.

Se trata claro, de una esclavitud dulce y deseada, y no de aquella impuesta que tan bien conocemos y aborrecemos (no hay comparación, tú bien lo sabes, aunque el desgaste sea similar). Ni yo escribo tanto como quisiera ni Noèmie pinta tanto como le gustaría, pues cuando estamos "despiertos" en realidad no lo estamos del todo. Yo hago la guardia nocturna, así que cuando la bestia despierta le cambio el pañal, lo enchufo a la ubre de su madre (dormida de ladito) y espero a que termine para hacerlo eructar àrabemente y depositarlo otra vez en su cunita...

Hace aquí un calor tropical que de verdad no me esperaba. Como estamos a nivel del mar y relativamente cerca de la costa, la humedad es altísima y, sumada a los treintipico grados de temperatura, el resultado es bastante pegajoso. Donde vivimos (allá en Oaxaca) hace más calor, pero también es más seco y además, estamos a unos 1,600 metros de altura, rodeados de montañas de las que baja una brisa fresca..,. Aquí parece Cuba, pero sin chusmería ni dictadores.

Sin embargo, como vengo de México todo esto me resulta por lo menos perturbador. México será de lo más tercermundista, pero todos los días al abrir el periódico leo en la primera plana: El presidente es un mentiroso, el gobierno apesta desde sus cimientos, los políticos son patéticos... y aquí no, aquí ya no hay verdadera crítica, ya nadie cuestiona al Poder... a veces me parecen tan ingenuos como los gringos (¿cómo, nuestro gobierno se interesa más en el petróleo que en nosotros mismos? No es posible, debe ser una mentira del Enemigo)... Parece que La France está por encima de todo lo demás, incliuyendo la disidencia y la subversión.

Con sorpresa leí el otro día un sondeo en el que 65 por ciento de los franchutes consideran que todo lo que hoy tienen se lo deben a Napoleón (ni una palabra sobre la revolución ni nada por el estilo). Y toda la basura anarquista que compré es de lo más patética... se dedican a definirse como militantes y militantas para ser de lo más correctos, pero son tan correctos que ya nada cuestionan de verdad, se dedican a chismecitos políticos como aquellos gringos (otra vez) con sus mamadas de Clinton tiene una amante... Cojones, y si tiene cuatro qué coño importa, no entiendo...

En fin, desde la patria de Asterix te escribo con deseos de conocerte, tomar un vino, un café, un té o un vaso de agua, da igual, y conversar largamente... un abrazo, ck

Lucerna, domingo 3 de julio de 2005

Canek, me ha hecho muy feliz la noticia del nacimiento de Emil, felicítame a la mamá y a los abuelos. He mandado tres postales digitales apresuradas, aprovechando que hoy en la biblioteca trabajan hasta las 9 de la noche. Como dicen en Cuba, "nació criao". Espero que la madre pueda darle el pecho por lo menos tres meses.

Las cosas para mí no han sido buenas en las ultimas semanas, mañana debe estar arreglado el problema en mi computadora-cacharro. Entre teléfono, correo y accesos pagados a internet este mes se me ha ido un dineral, porque además, con una persona que viajó a La Habana le envié medicinas y 100 francos a Iván, lo que le vino muy bien pues la niña estaba enferma. Para rematar, la mujer de Iván se trasladó de trabajo y aún no tiene correo electrónico.

Recordaré estos días como los más incomunicados en Suiza. Muchos buenos deseos para ti, el niño, la mamá y la familia. Un abrazo, Tania.

Burdeos, 4 de julio de 2005

Salud, Tania... Mi gente allá no conoce aún a Emil más que en fotos (y todos, jodedores como son lo mexicanos y amantes de los jueguitos fonéticos, le llaman Email).

Yo soy tan distraido que a veces encuentro el libro que estoy leyendo y que lleva una hora perdido, en el frigidaire, ya medio congelado el pobre. Pierdo las cosas que están justo frente a mis ojos, olvido toda cosa de importancia (nunca recuerdo un cumpleaños, e incluso en el 97 olvidé el mío por completo... a media mañana, revisando la agenda descubrí que era mi día). Alguna vez claro, me hice el olvidadizo con la guardia del cedeerre, pero eso no cuenta, además, fueron a mi casa a recordármelo... Simplemente, soy despistado.

No sé cuando regresemos a Oaxaca, y la verdad, la idea de quedarnos en Francia no me seduce demasiado (no descarto a la Europa toda), pero uno nunca sabe (o por lo menos yo). Nos puedes escribir a esta dirección (que por razones personales no pondré).

Bueno, en la noche escribo con más calma, ahora debo dormir un poco. Mil besos, chao...

Foto que Canek hizo a Noèmie y Emil dormidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada