Google
 

viernes, 8 de febrero de 2008

Del Benny y sus canciones

Por Tania Quintero




La mayoría de las cerca de 200 canciones del repertorio de Benny Moré fueron escritas por cubanos. Entre éstas se incluyen más de 20 por él compuestas: Ahora soy tan feliz; Amor fingido; Amor sin fe; Bonito y sabroso; Cienfuegos; De la rumba al chachachá; Dolor y perdón; Desdichado; Devuélveme el coco; Dolor carabalí; El brujo de Trinidad; Ensalada de mambo; Guajiro cubano (con Pérez Prado); Locas por el mambo; Mi amor fugaz; Mi saoco; Mamboletas; Mambolele; Qué aguante; Qué bueno baila usted; Rumbero de ayer; Santa Isabel de las Lajas; Se te cayó el tabaco; Soy tan feliz y Todo lo perdí.

El guitarrista, compositor, arreglista y director Senén Suárez (Matanzas 1922) ha realizado un acto de justicia al recordar a autores a quienes el Benny interpretó canciones y aún viven. El artículo se titula "Compositores radicados en Cuba que todavía escuchan las obras grabadas por el Benny", y el 14 de enero de 2008 fue publicado en Cubarte.

Estos compositores son Ricardo Pérez Martínez, Francisco Escorcia Bringas, José Artemio Castañeda Echevarría, Luis Mariano García, Mercedes Fernández, Rolando Vergara, Frank Domínguez, Enrique Benítez, Roberto Nodarse y Senén Suárez. Con excepción de Frank Domínguez, quien desde 1991 reside en Mérida, Yucatán, los demás continúan en Cuba.

Ojalá esos viejos compositores tengan un nivel de vida acorde a la trascendencia de su obra y por concepto de derechos de autor reciban el dinero que les corresponde y no tengan que depender de una jubilación de 200 o 300 pesos mensuales, equivalente a 10-15 dólares. Ojalá los dejen entrar y salir libremente del país y recibir aplausos de otros públicos, como al final de sus vidas recibieron Compay Segundo, Ibrahim Ferrer y Pío Leyva. Ojalá ningún otro compositor, intérprete o músico cubano, vuelva a ser abandonado y olvidado, como ocurrió con Carlos Embale, cantante del Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro, fallecido en 1997.

Que no se repita la historia de Frank Domínguez. Según Contacto Magazine del 3 de diciembre de 2001, "a pesar de su grandeza inevitable, el gobierno cubano, propietario de todos los medios de producción y servicios del país, incluida la industria discográfica, estuvo 30 años sin grabarle un disco, e inclusive envió a un grupo de comisarios de la cultura a evaluar la calidad musical de un hombre que en ese momento ya estaba en la historia de la música cubana. En 1980 Toña la Negra viajó a la Isla y al ver las condiciones en las que vivía el gran compositor, prometió no volver más a Cuba, y no volvió".

ALGUNAS CANCIONES

En la década de 1950, el Benny le grabó dos boleros a Ricardo Pérez Martínez (La Habana 1923), verdaderos éxitos. Uno de ellos, Tú me haces comprender, también conocido como Vida, lo podemos encontrar en una docena de discos, como En Vivo Radio Progreso 1955, lanzado por Sono Logic en 2002.



El otro bolero de Pérez Martínez, Qué te hace pensar, más conocido por Alma mía, aparece en varias grabaciones, entre ellas Beny Moré Unforgettables Boleros (Warner Music Latina 1999). En la voz del Bárbaro del Ritmo en este video:



Francisco Escorcia Bringas cumplió 90 años el 4 de diciembre de 2007. De su autoría son Rezo en la noche, que aparece en Benny Canta Boleros Vol. I (Egrem, 2006) y Cómo puedes pensar, en el Vol. II de la misma colección.



"Maracaibo" le puso el Benny a José Artemio Castañeda Echevarría, autor del popular changüí Maracaibo Oriental, que lo podemos encontrar en más de cincuenta discos, entre ellos Antología de la Música Cubana Beny Moré Éxitos de Siempre (Sony International, 2000).

En Historia Musical de un Ídolo (International Music, 1997) fue incluida la guaracha Cómo está mi conuco, de Luis Mariano García. A Mercedes Fernández, le cantó dos boleros: Busco tu olvido y No puedo callar, ésta última seleccionada por la española Martirio para su cd Primavera en Nueva York (2006).



De Rolando Vergara (La Habana 1926) el Benny a su repertorio incorporó No lo dejes para luego, que la encontramos en La Historia de Beny Moré, Vol. 3 (Dimsa-Orfeón, 2005). Vergara compuso también varios números para Los Zafiros.

De Frank Domínguez (Güines, Habana, 1927) es uno de los boleros más famosos del Benny: Mi corazón lloró. Una versión de la Orquesta Ceiba, formada por músicos latinos residentes en Francia, aquí .

Elena Burke (La Habana 1928-2000) fue la intérprete por excelencia de las canciones de Frank Domínguez, entre las cuales se encuentran Cómo te atreves, No pidas imposibles, Refúgiate en mí, Si tú quisieras, El hombre que me gusta a mí, Imágenes, Me recordarás y Tú me acostumbraste, en este video de You Tube en la voz de Andrea Bocelli.



Canciones de Frank Domínguez han sido interpretadas, entre otros, por Celia Cruz, Olga Guillot, Esther Borja, Fernando Alvarez, René Cabel, Doris de la Torre, Pacho Alonso, Frank Emilio, Pablo Milanés, Rubén Blades, Willie Colón, Tito Puente, José Feliciano, Lucho Gatica, Luis Miguel, Ana Gabriel, Lupita d'Alessio, Pedro Vargas, Braulio, Lola Flores, Sara Montiel, Martirio, Tom Jones, Mina, Doménico Modugno, Nicola di Bari, Caetano Veloso, Gal Costa, María Bethania, Nana Caymmí y, por supuesto, el propio Frank, acompañándose al piano.



A Enrique Benítez, miembro de su Banda Gigante, Benny le recreó Bombón de pollo, la cual encontramos en Oro Musical (Max Music, 1999), entre otras grabaciones. También a Benítez le cantó El conde negro, uno de los temas de La Reina y el Bárbaro, verdadera joya musical (Egrem, 1992).



Al compositor Roberto Nodarse, le interpretó Tumba, tumbador (The Very Best of Beny Moré, Disconforme, 2001) y a Pedro Castillo, No hay tierra como la mía (Benny Moré y Pérez Prado, Orfeón, 2001).

De Senén Suárez es una de los sones montunos más populares del Benny: Soy campesino, incluida en el disco Canto a mi Cuba (Egrem, 1996). Senén Suárez, entrevistado por la televisión cubana, aquí.



ANTEPASADOS

Bartolomé Maximiliano Moré nació el 24 de agosto de 1919 en Santa Isabel de las Lajas, municipio de la provincia de Cienfuegos, a unos 300 kilómetros al sureste de la capital cubana. En una modesta casa colonial, en el centro de Lajas, radica el Museo Municipal Benny Moré. La página, a veces demora en abrir, pero vale la pena tener paciencia y volverlo a intentar: ahí encontrarán las letras de casi todas sus canciones, así como sus autores. Al inicio, uno se entera de los antepasados del ídolo cubano, que por su interés les traslado, tomados de ése y otros sitios.

Se cuenta que Benny Moré desciende del rey de una tribu del Congo, a quien traficantes de esclavos le capturaron a un hijo de 9 años, Gundo. Ya en Cuba, Gundo es vendido a Ramón Paredes, propietario de una plantación cubana, y pasa ser identificado como Ta Ramón Gundo Paredes. Después, Ta Ramón, tatarabuelo del Benny, es vendido a Doña Susana Benítez, que debe haber sido una señora importante en Lajas, y finalmente al Conde Moré, dueño del central azucarero La Santísima Trinidad. Es cuando pasa a llamarse Ta Ramón Gundo Moré. Con Julia Moré, una esclava del Conde, Gundo tuvo una hija, a quien pusieron Julia. Ta Ramón Gundo Moré logró emanciparse y murió liberto a los 94 años.

Esa hija, Julia Moré, tuvo seis hijos con Simeón Armenteros, coronel del ejército mambí: Patricia, Bernabé, Tomás, Felipa, Chiquitica y Sofía. Patricia, la primogénita, no fue reconocida por el padre y llevaba el apellido Moré de la madre. De las relaciones que Patricia tuvo con un rico español, nacieron cuatro hijos: Ofelia, Felipe, Julia y Virginia Secundina. Ninguno fue reconocido por el padre, por lo cual todos se apellidaban Moré. A los 18 años, Virginia Secundina tuvo un hijo con Silvestre Gutiérrez, a quien pusieron Bartolomé Maximiliano. Él fue el mayor de 18 hermanos de una familia afrocubana, humilde y campesina.



Otros sitios recomendados: Lajas mi rincón querido y Herencia Latina.

DE SU DOSSIER

De las muchas y excelentes semblanzas, he seleccionado "Benny Moré, Cuarenta años sin su voz en vivo", del periodista cubano José Antonio Évora, Revista Hispano Cubana, 2004.

Fragmento de una entrevista de Charlie Bravo a Gorki, director de Porno para Ricardo:

G: Benny Moré, la canción cubana, la música tradicional cubana, me encanta.
CB: En mi opinión, el principal punk de Cuba fue Benny Moré.
G. Sí, por su proyección escénica, por su actitud.
CB: Y fue él quien le puso el apodo del Caballo al Barba...
G: Sí? No lo sabía, cómo fue eso?
CB: Le dijo al público que por ahí venía el Caballo, porque el caballo es el número uno en la charada china.
G: Tremendo tipo! Una vez conocí a Celeste Mendoza, la negra estaba sentada en la puerta de su edificio y yo venía con un amigo y me puse a cantar y a tocar las claves con ella... Bajó con una botella de ron y descargamos toda la noche.
(Entrevista completa, aquí )

"Showman inolvidable. Imagínense, hay una emisora de radio en La Habana que mantiene fijo un programa diario con la música de El Bárbaro del Ritmo", recuerda el periodista cubano Félix Contreras, autor del libro Yo conocí a Benny Moré (Editorial Plaza Mayor, 2003).



"La nostalgia de esa Habana -no la de Batista ni la de Castro, dos dictadores a quienes combatió sin cesar- sino la de Benny Moré y Virgilio Piñera, la de Bola de Nieve y Amelia Peláez, es la fuente inagotable de las ficciones de Cabrera Infante" (De un artículo de Rafael Rojas, escritor y ensayista cubano, El País, 7 de marzo de 2005).

El crítico Spencer Harrington escribe en Yahoo Music: "Beny Moré es el mayor intérprete de la música popular que Cuba ha producido. Piense en Frank Sinatra o Nat King Cole y tendrá una idea de lo que él significa y por qué en todas partes es recordado. Desde su muerte, no ha surgido en Cuba ningún vocalista que llene sus zapatos".

"La devoción que sentimos por Benny Moré, El Bárbaro del Ritmo, no es más que el sentimiento filial que hacia él nos une. Quienes participamos en el coloquio que tuvo lugar en Cienfuegos y Santa Isabel de las Lajas con motivo del aniversario 80 de su natalicio así lo sentimos", dice Guiller Vilar, crítico musical y director de radio, en Benny Moré: la fama no cae del cielo, septiembre de 1999 (artículo completo, aquí)



En La isla de los amores infinitos, de la escritora cubana Daína Chaviano (Grijalbo 2006), entre otros personajes aparecen Benny Moré, Rita Montaner, Freddy, La Lupe, Ernesto Lecuona y Joaquín Nin. El último capítulo se titula Hoy como ayer. Más sobre el libro y la autora aquí.

De las películas donde trabajó, las más recordadas son Al son del mambo (México, 1950) con Amalia Aguilar, Rita Montaner, Dámaso Pérez Prado y Juan Bruno Tarraza, y No me olvides nunca (Cuba, 1956) con Rosita Fornés, Armando Bianchi y Olga Guillot. Entre los filmes con bandas sonoras del Benny se encuentran Y aquí no pasó nada (1991); A fuego lento (1991); The Mambo Kings (1992); The Daytrippers (1996); Antes que anochezca (2000) y Una rosa de Francia (2006). En España sale en dos materiales televisivos: La Tierra de las Mil Músicas (2005) y De La Habana a Barcelona (2006).



En Cuba, el ICAIC le ha dedicado una cinta El Benny, de Jorge Luis Sánchez (2006) y cuatro documentales: Qué bueno baila usted, de Sergio Giral (1971); El Bárbaro del Ritmo, de Sergio Vejar y Constante Diego (1994); Con la misma pasión, de Constante Diego (2000) y Hoy como ayer (Santiago Alvarez, 2002). Rogelio París le rinde homenaje en Nosotros, la Música (1964). La última aparición del Benny en el celuloide fue en 1963, en el documental Saluts les cubaines, rodado en la Isla por la francesa Agnes Vardá (más datos aquí). Para la realización del documental, la Vardá contó con la colaboración de la cineasta cubana Sara Gómez (La Habana 1943-1974). Una amiga habla de Sara, aquí.

En 1956-57 Benny viajó por varios países, entre ellos Estados Unidos. Entre otras actuaciones, cantó con la orquesta de Tito Puente en el Hollywood Palladium de Los Angeles, en una presentación organizada por Lionel Chico Sesma, autor de la foto que hemos tomado de Herencia Latina. Sesma es considerado el primer difusor del mambo y el chachachá en Los Angeles, según este artículo de 2001 de Latin Beat Magazine. Probablemente en 1957 debe haber sido su actuación en la gala de los Oscar, acompañado por la orquesta del mexicano Luis Alcaraz, y de la cual no he encontrado más informaciones ni fotos.



INTERNET

La red está inundada de webs, blogs y foros de todo el planeta donde de una u otra manera Benny continúa presente. Es el caso de Razones y Significados, del colombiano Roberto Jesús Vallejo Jiménez. En un post titulado "Benny Moré... El Bárbaro del Ritmo... Monstruo de Monstruos", del 27 de mayo de 2007, Vallejo escribió: "Bartolomé Maximiliano Moré, mejor conocido en mi alma como el benny. Príncipe del Congo. Soldado Mambí. Fabricante de guitarras a los seis años. Ignorante musical, cantante natural. Magistrado de la Corte Suprema del Arte. Recibe su alternativa de manos de Miguel Matamoros. Se proclama LIBERTADOR al crear su Banda Gigante en respuesta a bembeos raciales del mítico Ernesto Duarte. Mi ídolo. Grande entre los grandes. Sus boleros son majestuosos. Me conmueven hasta en el celaje. Devoción Total!".

A continuación, Vallejo ofrece a sus lectores las pistas de tres superboleros, los tres de autores cubanos. El primero: Oh! Vida, de Luis Yáñez y Rolando Gómez. El segundo: Que me hace daño, de José Dolores Quiñones. Quiñones, valga decir, compuso otros números muy populares, como Los aretes de la luna, Camarera del amor, Vagar entre sombras y Vendaval sin rumbo. Y el tercero: La vida es un sueño, de Arsenio Rodríguez.



En un disco de lujo titulado Inolvidables Dúos Latinos (Caney, 1997), Benny canta La vida es un sueño con Pedro Vargas. El resto de los dúos y canciones: Me miraste y te miré (Machito y su hermana Graciela); Obsesión (Benny Moré y Pedro Vargas); Esta noche corazón (Benny Moré y Tony Camargo); Quiéreme mucho (Pedro Vargas y Libertad Lamarque); Lamento cubano (Miguelito Valdés y Graciela); Sin razón ni justicia (Benny Moré y Tony Camargo); La negra noche (Jorge Negrete y Pedro Vargas); Lágrimas negras (Miguelito Valdés y Olga Guillot); Solamente una vez (Benny Moré y Pedro Vargas); Hace un año (Pedro Vargas y Libertad Lamarque); Mucho corazón (Benny Moré y Tony Camargo); La Bayamesa (Miguelito Valdés y Graciela); Perdón (Benny Moré y Pedro Vargas); Encantado de la vida (Benny Moré y Lalo Montané); La sitiera (Miguelito Valdés y Olga Guillot); A media noche (Benny Moré y Lalo Montané); Traicionera (Pedro Vargas y Libertad Lamarque) y Oye una canción para ti (Benny Moré y Olga Guillot).



Que un colombiano sea conocedor y fanático del Benny es natural, pero que lo sea un albanokosovar, sí es noticia. Se trata del dibujante, escritor, músico, fotógrafo y periodista Gani Jakupa, exiliado albanokosovar hace tiempo residente en Barcelona. Junto con Miguel Jurado, Gani tiene una Music Comic Collection dedicada a cuatro grandes: el catalán Tete Montliu; el brasileño Vinicius de Moraes; el estadounidense Pete Seeger y el cubano Benny Moré.

NUEVE OPINIONES

El mejor exponente de la música cubana en todos sus géneros ha sido Benny Moré. El caso de Benny ha sido como el de Gardel en la Argentina, ni antes nació un Gardel ni después. Ni antes nació un Benny ni después tampoco. (Ramón Cabrera, compositor)

Aunque ya se haya ido, pienso que Benny Moré es un fenómeno del siglo. Un cantante de su categoría es insustituible. Como sonero, excepcional. Como rumbero, magnífico. Como improvisador, genial! (Miguelito Cuní, cantante)

No hay elogio posible, no hace falta, el tiempo se ha encargado de hacer crecer cada vez más su valor. Su vigencia aumenta, no decrece. Él hizo que el mundo, al mirar hacia él, mirara hacia nosotros. (Marta Valdés, compositora)

El Benny fue un prodigio entre nosotros, con su oído musical. Él se aprendía los números, los arreglos, todo lo tenía en su cabeza. Esos gestos que el Benny hacía, se los dictaba su ritmo interior y unido todo a una gran voz, una gran extensión. Jugaba con su inspiración en los montunos, era un prodigio. Además, dominaba su guitarra, nació para ser lo que fue, un verdadero artista. (Barbarito Diez, cantante)



Su estilo abrió un camino ignorado a nuestro canto y ritmo. Personalidad original, fue culminación de todo un sendero recorrido por el arte musical entre nosotros. Su voz, que recorría todo el registro vocal, tonalidades y tiempos, se doblaba en frases y gritos, acompañada de pasos bailables, creando una atmósfera envolvente. Pasaba de la interpretación de una canción tenue a un guaguancó casi sin transición, logrando en ambos calidad máxima. (Helio Orovio, musicólogo)

Cuando se hable de son en Cuba, ya el Benny es un clásico y se mantendrá toda una vida. Todo lo que él interpretaba lo hacía con una maestría tremenda. (José Antonio Méndez, cantante y compositor)

Benny Moré es uno de los casos únicos -como Rita, como Bola- que logró sumar en un estilo propio y original todos los elementos de la música cubana. Desde joven se vinculó a la cancionística tradicional, a los toques de grupos religiosos afrocubanos que se habían asentado en su pueblo; al Septeto de Miguel Matamoros, a la orquesta santiaguera de Mercerón y todas esas experiencias procesadas por su talento natural: buena voz, oído absoluto, equilibrio del ritmo, dieron como resultado un hecho musical superior a la media de cualquiera de las manifestaciones diversas que interpretó. (María Teresa Linares, musicóloga)

El Benny tenía una tremenda humanidad, una tremenda personalidad encima del escenario, un magnetismo que era una proyección distinta. (Pablo Milanés, cantante y compositor)



Joven todavía se nos ha ido Benny Moré. Después de todo, así hay que morir cuando se ha vivido intensamente y corremos el riesgo de dar en la vejez con la carne floja, los ojos cansados, la voz rota... Claudicación plena, pues un artista tan querido de su pueblo, que extrajo de la vida su más rico jugo y lo devolvió en ritmo y armonía, está bien que nos abandone en triunfo y nos deje el recuerdo físico y espiritual de su momento más lleno. Pero lo normal es lo otro; la caída lenta de una personalidad (y una persona) que se deshace, no en un fulgor, no en un relámpago, no "en la púrpura de una herida", sino en una entrega diaria e inexorable, en una sucesión de pequeñas muertes cotidianas, sin gloria y sin grandeza. Los dioses mueren jóvenes. (Nicolás Guillén, poeta nacional).

ADIÓS

Este trabajo es un modesto homenaje en ocasión del 45 aniversario de la desaparición de Benny Moré, ocurrida en La Habana el 19 de febrero de 1963. Se lo dedico a su familia, su pueblo y a todos los músicos y autores que actuaron con él o le compusieron, estén vivos o muertos, residan en Cuba o en el extranjero, así como a los intérpretes que lo han incorporado a su vida y su repertorio, como Oscar D'León. Dos menciones especiales, para el trombonista Generoso Jiménez (Cienfuegos 1917-Miami 2007), y para el pianista Lino Frías (La Habana ?-Nueva York 1983), autor de Matasiguaraya.

Benny Moré fue despedido con un rito funeral mayombero, con banderas para abrir los caminos y espantar los malos espíritus. Veánlo en el video del sitio Café Cubano:





FUENTES Y CRÉDITOS
  • Videos de You Tube y Café Cubano.
  • Pistas de Goear.
  • Fotos de Google Imágenes, Flickr, Herencia Latina, Egrem y El Güije, entre otros.
  • Datos discográficos de All Music y Egrem, entre otros.
  • Datos fílmicos de Internet Movie Database y Kimbara Cine Cubano Inc, entre otros.
  • Otros datos de Wikipedia, Son Cubano, Cubarte y Museo Municipal Benny Moré, entre otros.
El Cadillac de Beny Moré. En el museo de carros cerca de Santiago de Cuba. Foto tomada en Abril del 2003.

Auto de Benny Moré. Foto tomada de http://www.elguije.com

11 comentarios:

  1. Muchas gracias por citar la entrevista con Gorki...
    Que grata sorpresa..... pondre un link a la Oveja Negra. Gracias tambien en nombre de Gorki.

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo y homenaje a Benny Moré a quienes todos debemos el placer de bailar, que es como amar con música.

    Personalmente me ha venido muy bien como colofon a una noche de baile y música muy cubana, pues casualmente anoche la pasamos desde las 22 a las4 de la mañana en un nuevo local de cubanos en Madrid; YENYERÉ, donde a partir de ahora pasaremos muchas veladas disfrutando la mejor música de todos los tiempos. Si te apetece un mambo, ya sabes donde te espero. Viva Benny Moré

    http://mishuevos.blogia.com/

    ResponderEliminar
  3. Magnífico artículo. Gracias a su blog me estoy haciendo con una genial discografía. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Si fuera tan amable y me dijera que voz femenina es la que canta con el Beny esta cancion "Encantado de la vida"

    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Cary, gracias por entrar al blog, pero lamento decirte que tengo el audio roto y no puedo escuchar para saber quién es la voz femenina que canta con el Benny. Este post lo preparé a fines de 2007, para subirlo en febrero de 2008, y no recuerdo ahora todos los números ni los intérpretes.
    Gracias de nuevo, Tania Quintero

    ResponderEliminar
  6. Excelente. Gracias por compartir toda esta información sobre el Gran Benny Moré.

    ResponderEliminar
  7. SERIAN TAN AMABLES EN DECIRME, QUIEN ES LA VOZ FEMENINA QUE CANTA CON BENY MORE EN LA CANCION "ENCANTADO DE LA VIDA" SU AMIGO MANUEL JIMENEZ Y UN SALUDO DESDE MEXICO., GRACIAS.

    ResponderEliminar
  8. Manolo, mi hija y yo hemos escuchado varias veces a Benny Moré en Encantado de la vida, en You Tube (http://www.youtube.com/watch?v=PNojxpEBQao), y no logramos descubrir quién es esa voz femenina.

    Le pedí ayuda a mi nieta, de 18 años, quien además de estudiar música tiene un gran oído musical, y nos dijo que no parece que sea una de las cantantes que habitualmente hacen segundas voces en las orquestas, pues no canta bien.

    Por la voz, mi nieta cree que es una artista, cubana o mexicana, que el Benny invitó a acompañarle para esa grabación. En el disco de duetos famosos que hizo el Benny, quien canta con él esa canción es el mexicano Lalo Montané.

    Y sí, creo que se trata de una actriz o amiga, probablemente conocida, a quien el Benny invitó especialmente para esa canción, pues él en su orquesta nunca tuvo voces femeninas.

    Bueno, en aquella época, las agrupaciones masculinas no solían incorporar voces femeninas en sus coros. De hecho, en su momento fue toda una revolución que un grupo de cubanas en 1932 fundaran la orquesta Anacaona.

    De todos modos, sigo investigando. Si encuentro algo, en este mismo post dejo mi comentario. Mientras, le recomiendo ver en este blog, entre el 8 y 27 de febrero, los posts dedicados a los siguientes boleristas cubanos: Vicentico Valdés, Blanca Rosa Gil, Fernando Alvarez, Elena Burke, Lino Borges, Moraima Secada, Orlando Vallejo, Olga Guillot y la Freddy.

    ResponderEliminar
  9. Estoy buscando la canción de Beny Moré titulada "VERTIENTE CAMAGUEY". Aparece en vídeo por youtube pero el sonido no es muy bueno. Creo que esta canción la interpretó él un día de su cumpleaños estando en Cuba, en su pueblo natal. Si la tienes por favor me la envías a mi correo emilmoran@hotmail.com
    Recibe mis felicitaciones por el excelente articulo sobre el Beny publicado en tu página.
    Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  10. Gracias por este grato conocimiento del barbaro del ritmo...que sigue vivo en los corazones y oidos de los amantes de la musica de avanzada...bien sabemos que el fue uno de los iniciadores de la salsa....gracias

    ResponderEliminar
  11. Gracias Sra. Tania por su excelente trabajo, el Gran Beny sigue siendo "El Barbaro del Ritmo", su Voz en un legado de Cuba para el mundo. Nuevamente Felicitaciones. Cuando se logre identificar a la voz femenina del tema Encantado de la vida, por favor me notifica a mi correo. rafaelbg11@hotmail.com. Rafael Briceño desde Maracaibo, Zulia. Venezuela.

    ResponderEliminar