Google
 

jueves, 24 de noviembre de 2016

"Cuba es la madre de la salsa"


La orquesta venezolana Dimensión Latina, considerada toda una leyenda viva dentro del género musical conocido como salsa, acaba de grabar en Cuba su más reciente producción musical titulada A puño cerrado.

El músico Manolito Simonet es el gestor y productor del nuevo fonograma aún en proceso de premezcla. Este álbum es el resultado de una coproducción entre la disquera King Productions y el sello discográfico BisMusic. Además, forma parte de un intercambio cultural entre grupos cubanos y venezolanos, que lleva a cabo, desde hace un tiempo, el director del Trabuco.

En exclusiva conversamos con el trombonista Cesar Monges (Albóndiga), director de Dimensión Latina, orquesta conocida como Los Generales de la Salsa, por ser una de las agrupaciones de mayor renombre en la música caribeña. Albóndiga confiesa ser un admirador de Cuba y su gente. Ese amor por la salsa se lo inculcó su progenitor:

“Mi papá era seguidor de la música cubana. Le estoy hablando de hace mil años casi porque yo tengo 66. Cuba es una tierra que siempre hemos querido y admirado por la musicalidad que le ha dado al mundo. Es un honor, un placer y un gusto para nosotros haber departido con músicos cubanos en los estudios de grabación de Manolito Simonet. En verdad todos los salseros tenemos algo que ver con Cuba porque es la raíz, es la madre de todo este movimiento”.

¿Cómo usted conoció a Manolito Simonet?

-Conocía la música de Manolito por grabaciones. Él ya llevaba un tiempo trabajando en este proyecto sobre el cual nosotros no teníamos ni la menor idea. A mediados de diciembre nos reunimos en Venezuela. En verdad me sorprendí porque pensé que la reunión era con el propósito de contratar a Dimensión Latina para que se presentara en Cuba. Ya habíamos estado aquí en La Habana, el año pasado, en el mes de septiembre.

-Mi mayor sorpresa fue cuando me enteré de que era para realizar un proyecto de grabación. Creo que es lo mejor que nos ha sucedido en los 44 años de vida que tiene Dimensión Latina. Así empezamos las conversaciones hasta que se gestó el disco. Esta es la segunda vez que venimos a grabar.

-Ya estuvimos aquí hace un mes y medio e hicimos toda la base del disco. Viajamos todos los integrantes de la orquesta así que va a sonar original. Ahora regresamos a grabar las voces que nos faltaban. En estos momentos nos encontramos en la recta final porque estamos en la premezcla.

Durante el proceso de grabación se manejaron varios nombres para el fonograma. ¿Cuál será, finalmente, el título del disco?

-Se va a llamar A puño cerrado porque nos gustó esa frase que dice Ricardo Amaray, vocalista del Trabuco. Es como su eslogan. El cantante Rodrigo Mendoza la tomó como bandera. Pensamos en varias opciones. Nos gustaba el nombre Dimensionando, porque tenemos un programa de radio en Venezuela que se llama así. Otro nombre fue Los generales, como nos dicen a nosotros, pero, al final nos quedamos con A puño cerrado.

¿Cuántos temas lo integran?

-El disco tiene catorce temas. Siete cubanos y siete del repertorio de Dimensión Latina. Hay músicos y cantantes cubanos invitados como Tony Calá, el cantante de NG La Banda; Dayan Carrera, el cantante de Pupy y los que Son Son; Dagoberto Vásquez, el cantante de la orquesta Revé, y Mayito Rivera, ex cantante de Los Van Van.

-Una parte de la melodía la interpreta Rodrigo, un excelente sonero venezolano. Vladimir Lozano, un bolerista por excelencia, el Rey del sentimiento, el Diamante negro, como le dicen en todas partes donde se presenta, canta el tema Llorarás que forma parte del repertorio de Dimensión Latina.

-De los temas románticos destacaría El breve espacio en que no estás, de Pablo Milanés, con una arreglo para cuatro trombones, en formato de septeto: tres, guitarra, bongó y bajo. Las demás piezas cubanas son buenísimas porque Manolito y nosotros escogimos, entre otras, La guagua, Si me preguntas cómo estoy, Más viejo que ayer, Seis semanas y El son de la madrugada.

¿Cómo ha sido la experiencia de compartir la música de Dimensión Latina con la manera de hacer de varios músicos cubanos?

-Ha sido una experiencia increíble para nosotros los integrantes de Dimensión Latina: este servidor, César Monges, en la dirección y los arreglos musicales; José Rodríguez, el timbalero; Elio Pacheco, conguero; José Rojas, trombonista y los cantantes Vladimir y Rodrigo.

-Tuvimos la oportunidad de grabar el disco junto a músicos como el tresero Pancho Amat. Hay una buena vibra, como decimos nosotros en Venezuela, una gran energía positiva cuando todos juntos cantamos, tocamos e improvisamos. Lo hicimos con la intención de entregarle lo mejor al público cubano que es tan exigente. Estamos seguros de que lo van a disfrutar tanto como nosotros. Los hemos hecho con todo el corazón y con toda la admiración hacia la cubanía.

¿Cuándo podremos escuchar este disco en Cuba?

-Dios mediante vamos a estar el 7 de septiembre en el Festival Internacional del Son, en Santiago de Cuba. Allí va a ser el lanzamiento. Imagínese usted, es un compromiso tremendo para nosotros, pero eso es algo importantísimo.

También vamos a participar en el mes de noviembre en el Festival Baila en Cuba. Pensamos tocar todos los temas del disco además de otros del repertorio habitual de Dimensión Latina que ya pegaron, pero con innovaciones, armonizados, actuales, con otras moñas, para darle una variedad al público.

¿Existen muchos seguidores de la música cubana en Venezuela?

-Claro que sí. Con el nuevo nieto de la salsa, que es la timba, se están presentando muchas orquestas cubanas y actualizando todo el panorama musical. Hay una cantidad de seguidores impresionante.

-Hace unos cinco años tuve que viajar a Perú y me quedé impresionado porque todos los grupos tocaban timba o estaban involucrados con ese movimiento. Había una influencia tremenda de la música cubana. El propio Manolito se presenta allá todos los años con su orquesta.

Fundada el 15 de marzo del año 1972, Dimensión Latina cuenta en su haber con más de 37 discos. En sus 44 años de historia ha vendido unos 30 millones de discos y acumula más de tres mil presentaciones en vivo.

Para la historia musical cubana constituye un verdadero acontecimiento que A puño cerrado, su más reciente obra discográfica, se esté gestando en Cuba y cuente con la producción musical de Manolito Simonet.

Maya Quiroga
On Cuba Magazine, 11 de julio de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada