Google
 

lunes, 17 de agosto de 2015

El parque del Abuelo Machungo



El parque recreativo El Abuelo Machungo, en San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa, se ha convertido en la principal opción de entretenimiento para los residentes del pueblo y de municipios cercanos como Alquízar, Güira de Melena, Bauta, Bejucal y Quivicán.

La instalación pertenece y es atendido por particulares. Su funcionamiento requirió una cuantiosa inversión, en la compra del terreno y la construcción de diversas áreas, entre ellas una mini piscina con bicicletas acuáticas y sitios de juego infantiles. Según se comenta, el aporte económico lo hizo un cubano radicado en los Estados Unidos.

El parque también alquila su espacio para fiestas de quince, cumpleaños y bodas, algo que tiene mucha aceptación por parte de la población, que ha visto en este lugar una posibilidad de recreación más colorida y amena que la ofrecida por los centros estatales, donde los festejos tienden a desembocar en escenas de violencia.

Las actividades diurnas están dedicadas a los niños. Para ellos no hay mejor regalo de cumpleaños que ser llevados por sus padres a este sitio y disfrutar allí de diversos juegos como la pequeña cueva de los misterios.

A la entrada, los visitantes son recibidos por personajes famosos de los animados de Walt Disney. En el interior esperan el coronel Elpidio Valdez y el capitán Flint y en una gran valla se puede contemplar a un anciano amable y sonriente: el abuelo Machungo.

Los adultos pueden disfrutar en el horario nocturno. "Uno lo pasa bien y no se forman las peleas" dijo Yusmari, ama de casa que cada vez que puede va con su esposo.

El parque del Abuelo Machungo también tiene sus detractores, son sobre todo entros funcionarios del Partido Comunista y el Poder Popular. Uno de de ellos es Rafael, viejo integrante de la Casa del Combatiente, quien a toda hora viste con camisa de miliciano, pantalón verde olivo y gorra de oficial del Ministerio del Interior.

Al retrógrado 'compañero' se le deforma el rostro cuando escucha hablar de este parque. Considera una provocación que se haya permitido la construcción de semejante sitio.

Algunas personas cuentan que en una ocasión en que Rafael pasó por el lugar y vio a la mascota que representa a Mickey Mouse comenzó a gritar histérico y fuera de control: "Paredón, paredón para ese ratón capitalista, paredón para los corruptos, levántate Fidel y sacude la mata que están acabando con Cuba los camajanes".

Los que presenciaron la escena aseguran que en su ataque de rabia estuvo a punto de perder el conocimiento y hubo que llevarlo al hospital para que lo atendieran.

La aversión de Rafael es compartida por otros comunistas de la vieja guardia, que con disgusto ven cómo se desarrollan actividades en un centro recreativo que en su opinión es un mal ejemplo y un 'regreso al capitalismo'.

La población, por su parte, considera que es un sitio de esparcimiento sano, necesario y seguro, donde pueden asistir con sus hijos con plena confianza y pasar junto a ellos un día agradable.

Marcelo, un señor de edad avanzada que llevaba de la mano a su nieto, expresó: "Es lo que nos hacía falta y una muestra de que todo funciona mejor cuando no lo maneja el Estado".







Texto y fotos: Misael Aguilar Hernández
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios
Artemisa, 7 de mayo de 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada